Patrícia Masip

Patrícia Masip es tutora de los grados de Educación Social y Psicopedagogía en la UOC, así como educadora social en un CRAE. A pesar de que tampoco tiene twitter, acordamos realizar la siguiente entrevista vía mail, la cual me envió el pasado26 de diciembre de 2011.

Desde aquí, querría dar las graciasa Patricia por su tiempo y por contestar nuestras preguntas…


1. ¿Quién eres? ¿A que te dedicas? ¿En que trabajas?

Me llamo Patricia y soy maestra, educadora social y psicopedagoga y, a pesar de que hace tiempo trabajé de maestra, actualmente trabajo de educadora social en un CRAE. También me dedico a la formación universitaria de futuros educadores, trabajadores sociales y psicopedagogos y, parte de mi tiempo de ocio, lo dedico a tareas de voluntariado.

2. ¿Cuántos años llevas en la educación social?

Profesionalmente, empecé a trabajar de educadora en 2001, al acabar la Diplomatura a pesar de que en 1998 fue la primera vez que me contrataron como educadora, concretamente a un CRAE.

3. ¿Porque estudiaste Educación Social? ¿Optabas a otras alternativas?

Cuando acabé Magisterio, fui a trabajar de educadora a un CRAE para menores con discapacidad funcional y me di cuenta que, a pesar de haber estudiado tres años sí, quizás tenía muchos conocimientos sobre la programación de aprendizajes pero… y la intervención directa? Cómo se tenía que hacer? Decidí estudiar Educación Social para poder adquirir herramientas y conocimientos para poder trabajar con personas.

En realidad no, en aquel momento, no me planteé ninguno otro alternativa, a pesar de que después estudié psicopedagogía.

4. ¿En que consiste/en tu/s trabajo/s?

Coordino uno de los equipos educativos del CRAE donde trabajo, tanto en la gestión de los casos de los niños acogidos como en lo cotidianidad de estos y de los diferentes miembros del equipo. Parte de mi jornada laboral está dedicada a la intervención directa con los niños acogidos en el CRAE.

5. ¿Podrías calificar tu trabajo? ¿Cómo lo valoras?

Actualmente, es un trabajo necesario que, muchos de los que me conocen me dicen “buf, en tu trabajo se tienen que tocar muchas teclas”, y es verdad, pienso que como coordinadora tengo que tener una visión global de cada situación y como educadora, en las horas de intervención directa, hay que tener presente el momento de cada niño para poderlo entender y responder su demanda de la forma más adecuada.

Personalmente, valoro muy positivamente mi trabajo, aunque en algunos momentos pueda ser agotador.

6. ¿Qué parte es la que más te motiva? ¿Y cual es la que menos?

El contacto diario con los niños es una de las partes más agradables, a pesar de lo dura, pero, lo que realmente te hace continuar son las visitas que, de vez en cuando, recibo de chicos y chicas que un día vivieron al CRAE y vuelven para vernos y recordar viejos tiempos.

Sin ningún tipo de duda, la parte que menos me motiva de mi trabajo son algunos de los diferentes “techos institucionales” con que nos encontramos o, dicho de otro modo, algunas de las limitaciones que nos vienen impuestas y que, a veces, son contrarias a las necesidades de los niños.

7. ¿Qué se exige o que se espera de un profesional de la educación social?

Que sea un profesional de la intervención directa pero que sea polivalente, es decir, que sea capaz de hacer un poco de todo y pueda llegar a dar respuestas positivas a todas las situaciones con las que se encuentre en su día a día.

8. ¿Qué metodología usas en tu día a día, en tu tarea profesional? ¿Qué has ido dejando de lado en el tiempo?

Cada niño es un mundo pero, la metodología que uso es la de intentar adaptarme a cada situación individual y dar la respuesta que más se adecúe. En cuanto a la tarea de gestión, la metodología es ser muy metódico puesto que a menudo estas tareas son las que menos se valoran y las más necesarias para que los casos avancen.

Voy dejando de lado la “sobreprotección” o el acompañamiento demasiado de cerca, así como las intervenciones demasiado paternalistas.

9. ¿Por qué y qué condicionantes te han hecho cambiar de metodología?

La edad máxima de desinternamiento de los niños de un CRAE, salvo excepciones, son los 18 años y, este hecho implica que hace falta que estos chicos aprendan a ser autónomos a una edad más temprana, y si hace falta que los ayudemos, hace falta que los habilitemos para su paso a la vida adulta, de la mejor manera posible y, este hecho implica trabajar para su autonomía evitando sobreprotección y paternalismo innecesario.

10. Tu forma de trabajar, ¿deriva de aquello que has aprendido académicamente? ¿O es una cuestión de aprendizaje personal?

Mi forma de trabajar es una mezcla de aquello que he ido aprendiendo a lo largo de mis años de estudiante y de los aprendizajes y el bagaje personal a lo largo de la vida pero también está impregnada de los aprendizajes que, día trás día, hago con los niños y educadores con quienes trabajo.

11. ¿Desarrollas propuestas innovadoras? ¿O ya está todo predissenyat?

La intervención social, para mí, nunca puede estar predissenyada puesto que se trabaja a partir de las necesidades de los niños pero, no sé si me atrevería a hablar de propuestas innovadoras; hago lo que puedo con aquello que tengo y, siempre que puedo, trabajo para tener más.

12. ¿Cuáles son las principales dificultades en la educación social, a la hora de desarrollar propuestas innovadoras?

Quizás los presupuestos destinados a este sector, a pesar de que hay que reconocer que, a menudo los profesionales lo compensan con grandes dosis de creatividad.

13. ¿Cuáles son los mayores éxitos conseguidos al utilizar propuestas innovadoras?

Las oportunidades que se pueden brindar a quienes se benefician de estas, en mi caso, los niños del CRAE.

14. Si tuvieras que cambiar de ámbito, ¿hacia cuál lo harías? (gente mayor, infancia, sociocomunitario…) ¿Porqué?

Quizás volvería a trabajar en recursos específicos para personas con diversidad funcional puesto que a menudo son recursos bastante estructurados con grandes propuestas innovadoras.

15. ¿Qué piensas de la incidencia de las nuevas formas de comunicación y las redes sociales y su influencia en la sociedad? ¿Se puede hacer uso desde la educación social? ¿Cómo?

Pienso que como medio de comunicación son muy positivas y abren la posibilidad de nuevas formas de comunicación para algunos sectores de la población pero, desde mi ámbito de trabajo, con los niños, tenemos limitado el uso de las redes sociales; es una cuestión legal de protección de la imagen y datos de los menores tutelados, a pesar de que, de forma controlada, pueden tener acceso.

16. ¿Con que te quedas hasta ahora de tu experiencia profesional?

Con todo aquello que, a lo largo de estos años, me ha ido enseñando el día a día y lo que he ido aprendiendo de todas aquellas personas con quienes he trabajado.

17. ¿Qué ocasión, hecho, persona, anécdota,… tienes más presente?

La capacidad y el gran esfuerzo de adaptación que hacen los niños cuando ingresan a un CRAE, partiendo de la situación (sea cual sea) que los ha hecho llegar.

18. Cuando te dicen, “educación social, ¿esto qué es, esto para que sirve?” ¿Qué se los contestas?

Los explico en que consiste la tarea del educador social y es entonces cuando muchos me contestan: “uff, en tu trabajo si que tocáis teclas” o “no sé como puedes, yo no sería capaz”.

19. ¿Qué o quien ha hecho que te dedicas a la educación social? ¿Porque sigues enganchado a la educación social después de tantos años?

Cuando acabé magisterio estudié un posgrado y fue mi tutor, el profesor Jordi Planella quién me descubrió el mundo de la educación social profesionalizado.

Supongo que sigo, después de tantos años porque, además de creer que tiene una parte vocacional, he podido encontrar mi lugar.

20. Encarna Medel dejaba esta pregunta: “¿Cuál es el objetivo de la educación social en tiempo de crisis?”

Continuar haciendo el trabajo e interviniendo con menos recursos pero con la misma productividad y la máxima optimización posible. También, sabernos adaptar a cada situación para conseguir que nuestros usuarios tengan resiliencia y, a la vez, disidentes. Aún así hace falta que nosotros, como profesionales, también seamos. Los profesionales tendremos que tener en cuenta que toda situación tiene un techo (profesional, institucional…) y que este, a pesar de ser un reto, también es un límite para la profesión y hay que asumirlo para poder ser un buen profesional puesto que, de no asumirlo, podemos llegar a caer en situaciones de burn-out.

21. ¿Qué quieres que le preguntamos al próximo entrevistado/da?

¿Cómo supera los momentos de crisis profesional? Estaría bien también poder enfocar el estrés profesional, los límites y la ética profesional.

22. Y, por último… ¿algún comentario dirigido a aquellos/se que estamos estudiando educación social actualmente?

Muchos ánimos a todos y todas, pienso que es una gran profesión llena de futuro. Hace falta que podáis llegar a ser profesionales disidentes y habilitantes pero, sobre todo, que os creáis el trabajo que un día llegaréis a hacer.

  1. autoescuela
    junio 5, 2014 a las 6:56 pm

    Esta mujer la he conocido y es una profesional como la copa de un pino!!

  2. junio 16, 2014 a las 10:05 am

    Perdona… ens varem traslladar ja fa un temps a http://www.edusoinicis.com!

  1. enero 10, 2012 a las 10:31 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: