Inicio > Uncategorized > La Evolución de los/as Educadores/as Sociales… conclusiones…

La Evolución de los/as Educadores/as Sociales… conclusiones…

Quería compartir hoy en vosotr@s las conclusiones que extraje al hacer la PEC de historia… si, esa que me saturó durante unos cuántos días, y que hoy han publicado la nota, una B, contento…
Aquí os dejo mis conclusiones,

La Educación Social en el mundo universitario es muy reciente, a pesar de ello, los conceptos “educación” y “social” se remontan a tiempo inmemorables…
Hasta el s.XVI no se toma conciencia de tratar a aquellos colectivos más desfavorecidos de la sociedad. Hemos podido ver como este tratamiento a estos colectivos ha ido desarrollándose a lo largo de la historia, cambiando las actitudes de aquellos educadores. Hemos pasado del educador caritativo – voluntario, el educador moralista, el educador socorrista hasta el educador profesional de carácter pedagógico, con unas funciones, competencias, ámbitos laborales, principios,… muy definidos tal y como lo conocemos actualmente.
Estos cambios han sido producidos por la implicación que poco a poco ha ido cogiendo el Estado por el correcto desarrollo de sus conciudadanos, con el sumergir del concepto del Estado de Bienestar que hoy en día conocemos, y sin dejar de lado el claro objetivo de apoyar y ayudar a aquellos individuos y colectivos más desfavorecidos.
El ejercicio profesional de la educación social responde a una demanda social actual. Abarca varios ámbitos de intervención como son familia y educación, mujer, infancia protegida, juventud, tercera edad, marginación e inserción social, educación y salud comunitaria, discapacitados, animación sociocultural, educación intercultural, políticas municipales, ciudadanía y desarrollo comunitario,…
Por todo esto, queda claro que la educación social, da respuesta a las demandas de participación social, y a las necesidades de integración social de colectivos muy diferenciados, así como también a las necesidades del acceso a la cultura, al bienestar y a la calidad de vida de la población en general, no sólo de aquella en situación de riesgo.
Nuestra profesión no se puede quedar estancada en esta sociedad, en este momento. Al igual que la sociedad avanza, la educación social necesita avanzar para ir cubriendo todas aquellas nuevas demandas que puedan surgir… cómo sabemos, el educador social acompaña a aquella persona a la cual se lo ha roto su proyecto de vida, y, desgraciadamente, siempre existirán personas las cuales pasarán por situaciones de ruptura de los proyectos de vida.

No querría finalizar estas conclusiones sin recordar a Benavent, el cual afirmaba que “el ideal último del educador social, el objetivo nunca escrito, tendría que ser la desaparición de su profesión”, encontrando así la utopía de la sociedad sin ningún tipo de necesidades y carencias que resolver…

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: